La ventana

abril 29, 2010 at 4:09 pm (Historias)

Hubo un momento, un día, un lugar… en el que perdí toda esperanza. Atrapado en mi mundo, en ese particular charco de fango, hundido hasta las rodillas, perdido entre la niebla.

Quizás un color fuese más breve para describirlo, pero ya no distingo entre ellos.

Ahora tan sólo me queda esta ventana de un segundo piso, mi habitación y el silencio. Desayunar, comer, cenar, dormir, una hastiada vida rutinaria que, al menos,  en unos cuantos años no irá a más…

Cuando vives alejado de todo, sientes la necesidad de acercarte furtivamente a las personas que observas desde tu almena.

El mecánico de la esquina, siempre con su manía de fumar un cigarrillo antes de abrir el taller. El dueño del bar de enfrente y sus escarceos con la carnicera. Un niño pelirrojo aprendiendo a andar en su bicicleta dorada…

Historias sin importancia ni trascendencia para mí, pero hoy por hoy mi sostén,  el cordón umbilical que me mantiene atado a este mundo.

Fdo. Sam.

Permalink Dejar un comentario

Next page »